¿Agujas o fármacos?

¿Agujas o fármacos?

Hay que entender que la MTC no está para sustituir a ninguna medicina, pero sí para complementar, aunque la acupuntura de manera aislada sigue dando muy buenos resultados en numerosas enfermedades.

Nunca abandone o sustituya un tratamiento que le haya puesto su médico por acupuntura, o cualquier otra medicina natural. Y por supuesto desconfíe del terapeuta que así se lo indique.
Parece que aquí, en España, se está mezclando política y salud o sanidad. En este caso siempre se verá mermada la sanidad.

Si bien conocemos, con una gran claridad ya, cuales son los procesos que tienen lugar en los ecosistemas terrestres, si bien sería posible copiar esos procesos, para que la propia humanidad lo llevara a cabo, sin embargo los ecólogos y en definitiva los sabios tienen muy poco que hacer en el presente y el futuro próximo de la humanidad. ¿Por qué? Por una razón muy sencilla, porque aunque parezca mentira cuando la humanidad tiene que tomar una medida inmediata, drástica, absolutamente trascendente, cuando a usted por ejemplo le tienen que operar de apendicitis, llama a un científico, a un médico, a un cirujano para que lo haga. Cuando usted o yo tenemos que curarnos una pulmonía echamos mano de un antibiótico, que ha sido descubierto por un científico, cuando hay que hacer un puente para que pase un ferrocarril que no queremos que se caiga mientras pasamos, echamos mano de otro científico, un ingeniero. Ahora bien, cuando se trata de tomar medidas a medio o largo plazo, quien lo decide es generalmente un hombre que tiene muy poco de científico y si lo tiene, es por casualidad, este hombre es un político. En la base de la política hay filosofía, pero pocas o ninguna vez ciencia. Los políticos tienen unos asesores científicos a los que podrá escuchar o no, pero que generalmente les escucha en función de la importancia que tenga su asesoramiento para su campaña electoral o para sus presupuestos de acceso al poder o de permanencia en el. La ciencia es la que se encarga de decirnos que si seguimos haciendo así las cosas, estamos condenados a la extinción, por ejemplo con la caza de ballenas, pero son los políticos de cada país los que deciden que económicamente es viable. Esa amigos es la triste realidad, de los que como en este programa (El Hombre y la Tierra) tratamos de salvar la naturaleza” Transcripción de Félix Rodríguez de la Fuente, de hace 42 años. De su magnífico programa de televisión El Hombre y la Tierra.

La sanidad dirigida por la política carece de sentido. Puesto que la política mirará primero sus propios intereses basados en perpetuar el poder sea el partido que sea. Esto lo podemos ver en nuestro propio país con el sistema sanitario que tenemos, y sobre todo como se ataca la MTC, favoreciendo así intencionadamente o no, a las farmacéuticas. Reconozcamos que si se consigue curar a alguien con unas agujas y sin sufrir efectos secundarios, no interesa, porque deja de consumir fármacos y por lo tanto de generar dinero. Si se aplican tratamientos farmacológicos, se favorece más el consumo (y con ello la contaminación) si se recetan pastillas o tratamientos farmacológicos, que finalmente sí o sí llegarán a nuestros ríos y océanos, llenando a sus habitantes de hormonas o antibióticos, que más tarde terminaremos ingiriendo a través de la comida. En muchas ocasiones es necesario tomar pastillas, para proteger nuestro organismo de otras pastillas, que por un lado arreglan una parte del problema, a costa de generar o empeorar otro. Un ejemplo para eliminar fármacos: Cuando estamos en las últimas semanas del embarazo y el feto aún no se ha dado la vuelta. Hay estudios científicos que dan un 100×100 de efectividad en un tratamiento con moxibustión, para que el bebé se dé la vuelta solo, antes del parto. De esta manera, el tiempo de permanencia en el hospital disminuye considerablemente, la recuperación al evitar la cesárea es más rápida, cómoda y económica, sin entrar en si el bebé sufre de estrés por no nacer, sino por ser extraído. Algo que sería inútil de debatir si los partos que así se presentan, se eliminaran gracias a la acupuntura.

 

Cada medicina tiene sus propias limitaciones, lo ideal sería fusionarlas como ya se hace en muchos hospitales del mundo.

La medicina convencional o alopática es realmente asombrosa, consigue cosas que sin duda parecen de ciencia ficción, y afortunadamente en España tenemos los mejores médicos del mundo, aunque en algunos casos tengan que ir a otros países para poder ejercer.

Deberíamos considerar, que si hubiéramos nacido en China y nos aplicaran la acupuntura desde niños, seguramente no tendríamos ninguna duda de que funciona. No somos conscientes de que el hecho de haber nacido en occidente condiciona todos nuestros pensamientos y decisiones. Por ejemplo, ¿tendríamos la misma creencia religiosa, la que tanto nos empeñamos en defender como verdadera, si hubiéramos nacido por ejemplo en Egipto? Posiblemente no. Estamos tremendamente condicionados por todos y todo lo que nos rodea. Si de verdad fuéramos conscientes de esta realidad, no tendríamos la mayoría de los conflictos que hoy día sufrimos en nuestra sociedad.

Clínica BelClínica Bel